Blog

Desde Kunan les queremos presentar a dos grandes candidatos a Cordobeses del Año, en la edición 2018.

Él se llama José Falco y ella Rosa Merlo, son los directivos del IPEM 338. Desarrollan hace años actividades que tiendan puentes interinstitucionales para que el barrio de la escuela en donde están a cargo, se vincule un círculo virtuoso de cooperativismo y productividad.


Estuvimos con ellos en una charla conmovedora.  José nos cuenta un poco la diaria de la escuela:

¿Cuándo entraste en contacto con el I.P.E.M.?

Toda la vida, desde los 18 años soy docente de esta escuela. Yo empecé como docente, después en 2009 fuí el primer coordinador. Ahí me involucré más con las familias porque ese cargo implica un nexo, un puente entre el alumno, el profe y la familia. Es muy bueno empezar a conocer la cultura de cada grupo… los núcleos familiares son grandes. Aparte, son varios apellidos, pero son como un clan. Y cuando se afecta a uno se afecta a todo el grupo. Si uno tiene un problema faltan 25 chicos. Ser coordinador me hizo ver eso, tener que involucrarme con la comunidad. Estar del lado de la familia y el alumno, y no tanto de  la docencia. A mí lo que más me importa es que los chicos estén, estén bien, que vengan a aprender y a disfrutar, a comparatir, soñar, construir proyectos. Eso.

¿Qué es lo que más te impactó en tu experiencia profesional?

Vengo de una familiar super religiosa, con una estructura rígida, entré a enseñar matemática y no podía dar clases… me pregunté ¿qué hago acá? y me estaba por ir. Pero la realidad me pegó mal… ¿cómo puede ser que haya tanta distancia entre un profesor universitario recién recibido y una escuela secundaria de un lugar así? No lograba entender eso. Me cuestioné toda mi estructura. Me tuve que desarmar para armarme con los chicos. No puedo dar clase así, entonces fuera de hora y en algunas horas empezamos actividades comunitarias, había que construir una relación. Las normas no eran las que yo traía, sino teníamos que construirla con los chicos, sino me quedaba afuera. O yo estoy acá para cambiar algo o me voy… y estuve en la disyuntiva hasta que me convencí que este era mi lugar. En el 2007 nos vinimos aquí (refiriéndose al espacio de Barrio Marqués concedido a la Provincia para que ellos hicieran el I.P.E.M). Nosotros veíamos que este predio, con el Parque Norte, podíamos hacer un eje que sea centro institucional porque está el dispensario, el parque , la escuela y el centro vecinal.

José nos cuentó cómo fue la historia del colegio desde que Rosa (la directora) y él, eran coordinadora y profesor respectivamente, y la lucha que implicó desanexarse del I.P.E.M. Nº 199 Dr. Juan Emilio Remonda, por la urgencia de darle respuesta a las demandas de la comunidad.

En el medio del relato cruzábamos mates y se interrumpía la nota por distintos motivos. Dos de ellos por casos de jóvenes que fueron presos y otro por retirarse por problemas con drogas.

Dentro de este nexo que decís, de tender puentes con la comunidad, actualmente ¿qué proyectos están llevando a cabo para lograrlo?

Todos los días pensamos en algo nuevo. (Hay numerosos proyectos dentro del CAJ, especialmente uno que visibiliza y atraviesa la escuela: de Comunicación, donde abrieron su propio canal de Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCx1_CJ05lw2ThQLfqJi03_g). Si no hacés algo de lo que demanda la comunidad quedás fuera.

¿Qué demanda la comunidad?

(enseguida saca su celular)... Mira... una pedrada en la cabeza… lo tuve que llevar al hospital... (nos muestra foto del joven vendado). Una chica por trata… se la llevaron de la escuela... (muestra una foto de él con una joven de alrededor de quince años). ¿Cómo haces vos para verla pasar? Hicimos la denuncia, presentamos el expediente, pero la perdimos a la chica. Nosotros tenemos que responder si los chicos están dormidos, si los chicos no comen bien, si están con ropa. Rosa dice que tenemos que tener en la planta alta un super dormitorio, porque tenemos chicos que no tienen dónde dormir. Son respuestas que si no lo da la escuela, no las da nadie. No estamos hablando de los resultados del APRENDER, estamos hablando de lo que pide la escuela. ¿Inclusión, igualdad y calidad educativa? si!... pero si no hacemos esto ¿qué igualdad y calidad podes tener?


En la necesidad de atender a las demandas de la comunidad, ellos mismos impulsaron una propuesta, que luego se hizo ley:

Se trata de la conmemoración del “Día de la Promoción de la Palabra, la Reflexión y la No Violencia en el espacio público”, establecido cada 7 de mayo en el ámbito educativo municipal.

“Aprender a disparar palabras, a trabajar con el diálogo”, fue lo que se propusieron en 2013. En junio de ese año, el proyecto llegó a la Unicameral y se hizo ley, para que cada 7 de mayo se reflexionara en los colegios provinciales. La propuesta se sumó a los colegios de la ciudad de Córdoba.


Calidad Humanitaria hace falta…

Uds. la tuvieron en la empresa (haciendo referencia a la gente de la empresa Kunan, quienes facilitaron pasantías para dos de los jóvenes del I.P.E.M. en 2015).

¿Qué hace falta de la sociedad para que tiendan puentes con esta comunidad?

Lo interior. Si vos te ponés en el lugar del otro y entendés que es un proceso… lo hacés. Hay que construirlo al camino. Tiene que ser un cambio progresivo en un encuentro con el otro… con la construcción del compromiso. Compromiso, responsabilidad y pasión de todos los involucrados… las familias, la comunidad, la escuela. La escuela tiene que estar para eso, pero la escuela sola no puede… hay que sumar los esfuerzos.


"Yo nunca trabajé para ser el Cordobés del Año, lo que más nos llena de satisfacción es ya estar nominados, porque es un reconocimiento a todos, al trabajo, al esfuerzo y a los momentos vividos en la escuela. Eso es lo que nos reconforta."

Está claro lo que la comunidad y sus jóvenes demanda de uds. como directivos y como personas. Y ustedes, ¿qué esperan de los chicos y la comunidad?

Rosa: Yo espero que no repitan la historia. Creo que aquí se agudizan las problemáticas, asique queremos predicar con el ejemplo. No queremos prohibir. Ellos saben que yo llego a horario y soy puntual, que nosotros no compramos robado, que nosotros los respetamos… eso esperamos de ellos también. Es dual, vos tenés que confiar en ellos y ellos tienen que sostener en el tiempo al compromiso. Les mostramos que otra realidad es posible y a eso apostamos siempre.


José: Todo. Todos los valores de la escuela. Responsabilidad, compromiso con la familia, todo lo que se enseña y tenemos guardado en el corazón. Que cumplan en el trabajo y en la familia. Venimos al colegio para ser cada día mejor. Para estar encuadrados dentro de las normas legales de la comunidad. Y se los transmitimos con el ejemplo.



¡Admiramos su labor diaria!

No dejen de votarlos en el siguiente enlace:


http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/cordobes-del-ano-rosa-merlo-y-jose-falco-del-ipem-338


Por:  Victoria Villagarcía





< Volver

Consultanos.

Te podemos ayudar a agregar valor a tu negocio. Somos tu socio tecnológico.